Porque la vida aún puede ser maravillosa…

Como he dicho en otras ocasiones, la vida está llena de decisiones de muy distinto tipo, sobre muchas cosas distintas y con muy diversa importancia.

Algunas de las decisiones mas importantes que he tomado fueron hace un año. No tengo la certeza de que fueran las mejores o las mas acertadas, eso el tiempo y el resultado lo dirá (en cierto modo ya lo está haciendo). Pero de lo que si estoy seguro es de que eran las menos malas, las menos complicadas, seguramente no las mas fáciles y en según que aspectos no las que mas me beneficiaban.

En gran medida, esas decisiones fueron motivadas bien por haber sido testigo directo de algunos de los peores aspectos de la condición humana (por suerte no todos) o bien de haberlos padecido directamente.

Experimentar todo eso, sumado a la racha que atravesaba en lo personal durante cierto tiempo, bien facilmente podía haberme llevado, además, a la misantropía de una manera totalmente justificada, aunque no por ello mas errónea. Por suerte eso no sucedió.

Si bien hace un año acontecía el último hecho que me determinó en tomar las decisiones que luego tomé, no es menos cierto que no por ello debía o podía perder del todo la fe en el ser humano y en su dualidad y potencialidad para actuar tanto de forma vil, como para hacerlo de manera opuesta. Porque siempre entre ambas posibilidades y en última estancia media una decisión.

Hace justo un año también ocurría esto http://politica.elpais.com/politica/2011/10/19/actualidad/1319056094_153776.html

Ni por asomo voy a comparar nada, pero si me sirve como ejemplo para ver hasta que punto una decisión es, o puede ser, importante y como se puede pasar de actuar vilmente a dejar de hacerlo.

Poco despues, personas cercanas a lo que relato, ellos saben quienes son,  me ayudaron y apoyaron en aquellos momentos. Gracias tambien en parte a cada uno de ellos poco a poco pude seguir tomando esas decisiones que mencionaba. Y lo que es mas importante ser coherente con ellas y tomarlas no solamente en beneficio propio.

Un hecho que de manera total me sirvió para relativizar la importancia de mi situación  en aquellos días fué enterarme de lo ocurrido con el hermano de una amiga, que además habia sido amigo de la infancia http://ca.wikipedia.org/wiki/Salvador_Iborra_Mallol  En cierto modo le recuerda a uno realmente las cosas que en verdad importan, a pesar de lo mal que uno crea que está o que la situación en la que está sumido es mala. Creo que esa idea de alguna manera inspiró cuanto hice en los meses siguientes.

Intenté superar todo lo acontecido, despues de un periodo bastante largo y bastante malo. Periodo que, como decía antes, terminó hoy hace un año. Despues quise dejar atrás todo aquello, intentando sumar cosas, decidiendo de nuevo acerca de mi vida. Y supongo que en algún momento, sin darme cuenta y a pesar de todo, decidí volver a creer que la vida puede ser maravillosa… aún

Por ello cambié el subtítulo del blog añadiendo ese aún. Porque supongo que en estos tiempos en los que muchos piensan que creer eso es mas dificil que nunca y también, porque hay mucha gente pasándolo mal de muy distinta manera y por razones diversas… … por ello tal vez ahora es muy necesario creer que puede ser, que aún puede ser…

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s